CLIMA

Temperatura.   El rango de temperatura ideal para su cultivo va de 22 a 28° C.  Cuando el cultivo se ubica en lugares con otras temperaturas, se pueden producir frutos deformes.  Este fenómeno es conocidocomo carpeloidía o “cara de gato”.

Altitud.   Las mejores producciones se presentan entre los 0 y 1000 msnm.

Precipitación.   El cultivo demanda abundante agua durante todo su ciclo, su demanda está entre los 1500 y 2000 mm por año.  Cuando la planta es pequeña necesita riego más frecuente, por su estado de crecimiento.  La escasez de agua en cualquier etapa, atrasa el crecimiento y reduce la producción.  Por el contrario, encharcamientos prolongados pueden ocasionar pudriciones rad i culares y muerte de la planta.

Humedad Relativa .  Una humedad relativa entre 70 y 80% es la más apropiada para su cultivo.

Viento .  Por ser una planta herbácea de pecíolos largos, tiende a ser sensible a la acción de los vientos.  Por tanto si se cultiva en zonas donde se presenten vientos fuertes, son necesarias las barreras rompevientos.

Suelos .  Los mejores suelos son los franco–arenosos y arcillo–arenosos con buen drenaje tanto externo, como interno. No son recomendables suelos arcillosos.  Se adapta muy bien a valores de pH entre 6 y 7, por encima de este rango los frutos son menos dulces.